Sacapuntas para la escuela

El complemento natural del lápiz del alumno, el sacapuntas escolar. No hubiera uno sin el otro. De hecho, es posible que de no haberse descubierto nunca los rudimentarios métodos de afilar el carbón, utilizar puntas de pluma con tinta, o pulpa de frutas manchando objetos filosos, no tendríamos la escritura hoy en día.

Es un material imprescindible para seguir utilizando lápices de grafito a los que se les ha roto la punta, o que ya la tienen muy desgastada. En la antigüedad los lápices se afilaban con cuchillos o navajas, tallándolos prácticamente. Ese era el sacapuntas antiguo. Sería hasta el siglo XIX que veríamos los modelos modernos que ofrecen mayor simplicidad.

En un extremo está una abertura para el lápiz. Se enrosca allí y se le da vueltas para que la cuchilla de hierro que está en el interior corte la madera y afile el lápiz. Lo ideal sería utilizar sacapuntas con depósito para guardar la escoria y botarla luego.

Modelos de sacapuntas escolares

Sacapuntas eléctrico

También existen modelos mucho más sofisticados que ofrecen el mismo valor pero automatizado, trabajado a motor y con electricidad. Los modelos de sacapuntas eléctricos.

Poseen un motor eléctrico en el interior de un caparazón de plástico. Pueden llegar a ser tan pequeños como uno manual, ya que su ingeniería no es muy compleja. El motor hace girar las aspas de hierro para que corten la madera con mayor facilidad que con los sacapuntas comunes.

Sacapuntas con goma

Otro de los modelos de sacapuntas es el que trae incluido un compartimento con una goma de borrar. Es muy práctico pues permite tener dos elementos necesarios para la escritura al alcance de un solo producto.

Al momento de escoger algún sacapuntas con goma, debes asegurarte de que este esté fabricado con materiales resistentes y duraderos, que permitan su traslado; y que la goma esté fijada en su sitio, así como las cuchillas afiladas.

Sacapuntas con depósito

El depósito es un complemento ideal para el sacapuntas. Sin él, habría que cargar con montañas de madera trozada, algo poco cómodo si escribimos mucho y afilamos constantemente el lápiz.

Las dimensiones del depósito deben ser un tanto mayores a las del sacapuntas. Incluso son ideales aquellos que lo cubren como un caparazón. Debe ser de fácil remoción, para poder botar la basura en cualquier lugar.

Sacapuntas de manivela

Aunque lo mencionemos por último, no tiene menos importancia. Los sacapuntas de manivela están compuestos por una cuchilla helicoidal que ofrece un acabado pulcro e inmejorable. Son mucho mejores que cualquier modelo, ciertamente, pero igual son inferiores en calidad comercial.

Son más artísticos, de aquellos que inspiraron a los grandes de este mercado. Los primeros sacapuntas con dibujos grabados en ellos, fueron los de manivela, dado la gran cantidad de espacio que estos tienen por su estructura.

De cualquier forma, son una pieza muy bonita, que para adornar alguna oficina resulta ideal. Un toque de retrocidad a un ambiente voraz como el empresarial, solamente con un detalle tan sencillo como un simple sacapuntas… No se puede pedir nada más.


Quizás te interesen otras categorías sobre materiales escolares:

0/5 (0 Reviews)